«El éxito es poder hacer lo que te gusta y que alguien te apoye»- Entrevista a Veintiuno

VEINTIUNO, ese grupo toledano en el que nadie parecía confiar, lo está petando. Le pese a quien le pese. Su último trabajo, publicado en septiembre de este año y llamado ‘Gourmet’, ha marcado un antes y un después en sus vidas, pero sobre todo en su vida como banda.

Diego (voz), Jimmy (guitarra), Yago (bajo) y Pepe (batería), están empezando a recoger poco a poco los frutos que han ido sembrado, e incluso que siguen sembrando, porque si algo les caracteriza es el trabajo, el esfuerzo, la honestidad y la valentía, el no rendirse, el ir a por todas todo el rato. Son trabajadores, jóvenes y tienen las cosas claras. Por eso, y por muchas otra cosas, viajan el 26 de abril de 2018 a la mítica Joy Eslava (Madrid), pero no sin antes visitar Valencia, viernes 14 de diciembre, la Wah-Wah se viste de fiesta, glamour y goce para recibir, como merecen, a la banda del momento. Del año. De la temporada. Si quieres comprar tú entrada aún estás a tiempo pinchando AQUÍ. Sé que siempre digo lo mismo, pero no dejes que nadie te lo cuente. Te arrepentirás. Además no vienen solos, Shirocco y Ñeku también se apuntan.

Ahora sigue deslizando hacia abajo y empápate de su arte, más allá de las canciones. Os aseguro que son dignos de conocer.

1. Definid al grupo con una palabra. 

Diego: Amor.

 

2. ¿Por qué?

D: si no estuviéramos amando lo que hacemos, definitivamente no lo haríamos.

 

3. ¿Por qué la música?

D: porque es la perfecta conjunción entre hombre y máquina. Porque es una manera de expresarse que no existe en ningún otro ámbito de la vida; porque es un lenguaje universal; porque emociona como ninguna otra cosa desde lo abstracto hasta lo concreto. ¿Por qué no?

 

4.  Se habla de una consagración de Veintiuno como banda con este trabajo. ¿Consideráis ‘Gourmet’ vuestro disco?

D: por supuesto. Porque es el disco con el que hemos tenido más tiempo para hacer, que hemos hecho con más cuidado; el que hasta ahora es más experimentado. Con el que hemos tenido más dinero para hacerlo… Por todo en general. Y se llama ‘Gourmet’ porque estamos súper orgullosos. Que a lo mejor no llega a nada, pero es la mejor y única manera de presentarnos. 

 

5. ¿Hubiese sido diferente (el disco) si no hubieseis firmado por Warner? ¿Os han condicionado de alguna manera?

D: no porque Warner lo vio hecho, se lo encontró.

 

6. ¿Qué os ha cambiado desde que formáis parte de una discográfica?

D: más dinero. Y más medios, claro.

 

7. ¿Qué tenía Veintiuno  al principio – cuando nació la banda – y que seguís manteniendo a día de hoy?

D: hambre y tontuna. El hambre son muchas cosas: la fame, el hambre por vivir, el hambre por vivir, por crear, por tocar, por comernos unas hamburguesas. Esto va de hambre. Va de hacer y querer hacer cosas. Es que entonces no nos podemos a hacer cuatro videoclips producidos por nosotros. Nos flipa esto, de verdad.

 

8. ¿Os da vértigo el éxito?

D: el éxito, como bien dice Pepe y lo digo de manera vicaria, es poder estar haciendo lo que te gusta hacer y que alguien te apoye.

 

9. ¿Os habéis planteado alguna vez abandonar la música?

D: yo no. Yo he articulado mi vida para esto.

Jimmy: yo sí. Pero también es verdad que vivo en una rueda 24/7 con ella. Aunque con los chicos no.

Yago: yo sí, y lo hablamos en el coche, pero creo que no duraría ni dos días. Si no tengo la vida petada no soy feliz.

 

10. ¿Se puede vivir de la música o lo compagináis con otros trabajos?

D: no se puede vivir de ella, pero sí por ella. Aunque todos trabajamos en otras cosas.

Pepe: bueno, pero al final es otro trabajo a parte de este.

 

11. Conforme habéis ido estrenando single o canción del disco, como adelanto, ya se podía divisar cierta acogida positiva. La gran mayoría de comentarios que recibíais, o que al menos yo leía, eran de enhorabuena. También ha habido sorpresas gratas tras la escucha del disco en algunas persona, incluso seguro que aquel entendido que dijo un día «vaya grupo de mierda» se está tragando sus propias palabras. O a lo mejor no, pero no cabe duda de que ha sido un antes y un después. ¿Os esperabais esta acogida? ¿Mejor, peor…?

D: es muy bestia sí, pero no nos lo esperábamos tanto. Está siendo muy guay, lo que en sí mismo no quiere decir nada, pero está siendo algo muy por encima. O sea, encontrarnos en cuatro días 12.000 reproducciones del disco no estaba en nuestras perspectivas, pero ni de lejos.

 

12. ¿En qué situación os encontráis ahora mismo? Personalmente, sobre todo. ¿Cómo os sentís?

J: en este instante mucha reventada, cansados, pero felices, muy felices. Y con muchas ganas.

 

13. Quienes os seguimos por redes sociales pudimos ser testigos de aquella aventura en Barcelona durante la grabación del disco, sobre todo la noche después del concierto cuando no encontrabais el disco. Sin embargo, imagino que ocultasteis algo de ese proceso. ¿Fue todo un paseo en barca? ¿O hubo momentos de tensión y bloqueo? Porque lo del coche tampoco fue para tanto. 

Todos ríen. 

D: ¿en serio lo del coche no te parece bastante agobio? Durante la grabación, categóricamente no hubo problema. Sí alguna discrepancia artística, creo. De hecho, odio grabar, odio los estudios de grabación, lo detesto. No me gusta nada como experiencia. Me gusta todo lo relacionado con la música, menos el estudio que me enferma. Aun así, fue muy agradable la experiencia.

 

14. Bueno hemos hablado de una consagración, del proceso de grabación, del ahora, del inicio… Pero hablemos del trasfondo del disco, de su proceso de creación. Se palpa, de forma obvia, una madurez con respecto a trabajos anteriores, pero la característica más notoria – desde mi punto de vista – es la desnudez de las letras. ¿Es fácil abrirse en cana y mostrar tus sentimientos de manera tan directa y pública?

D: no, y de hecho ha habido un ejercicio en los dos últimos disco de que a mí me daba mucho pudor escribir de una manera que no me gustaba escribir. A mí hay ciertos tipos de escritores que me gustan mucho y tienen un estilo determinado que yo no estaba desarrollando porque lo que veía a mi alrededor, al final el concepto es importante, era gente que escribía de otra manera, como de forma más abstracta. Una cosa que tiene el indie es que busca conectar con el inconsciente colectivo y de una manera muy metafórica y yo vengo de otro sitio y me gustan otro tipo de estructuras armónicas y melódicas de letras y de contar otras cosas y de hablar de manera muy directa. Lo que me costó fue quitarme la vergüenza, primero de enseñarle los temas a ellos, joder me daba real apuro que viesen mi manera de escribir. Y luego ya, de forma secundaria, que les gustase, aunque ni siquiera lo contemplaba. Es decir «joder, me apetece contar cosas como quiero contarlas y con la mayor honestidad y verdad». Pues eso ha sido lo más difícil.

 

15. ¿Sueles huir, o al menos intentar hacerlo, de los tópicos a la hora de componer? Por ejemplo del amor. 

D: soy un tío que tiene una banda. Yo soy un tópico.

P: el amor es todo.

D: sí, claro, claro. Obviamente hay tópicos. Creo que todas las canciones que se han escrito en la historia de la humanidad hablan de alguna dimensión o momento relacionado con el amor. El amor a algo, a alguien.

J: también creo que todo depende de cómo lo quieras ver. Tú miras a Diego y dices «es músico, por lo tanto es bohemio». ¿Escribe? Pues es sensible. ¿Cuántos tópicos existen? Pues los que la gente quiera ver.

 

16. Quizás aun nos falten cosas por descubrir del disco, pequeños detalles que a simple vista pasan por desapercibidos. ¿Algo que hayáis querido mostrar y que el público aun no se ha dado cuenta?

D: bueno si no se han dado cuenta no lo vamos a decir nosotros…

Y: claro, es cómo explicar un chiste.

D: pero sí hay cosas que al menos nadie ha notificado que se haya dado cuenta.

 

17. ¿Cuál es vuestra parte favorita de haber creado este disco? Es decir, de todo lo que os está dando, ¿con qué os quedáis?

D: aunque sonar en la radio es muy guay, no es lo mejor. El disco nos está dando bolos.

Y: atención.

P: es una locura, es un triunfo.

D: es que este disco no se podía hacer, literalmente. No había pasta suficiente para hacerlo, aunque suene a gilipollez.

Y: no había pasta, no había guitarrista… Lo llevábamos arrastrando todo.

D: no había manera de hacer el disco y de pronto se fue articulando la banda, hicimos un EP. Lo presentamos a una editorial, nos dieron pasta para el disco, no teníamos suficiente. Nos fuimos a lo kamikaze a Barcelona… Que en dos años todo lo que nos ha pasado y hemos tenido que hacer para sacar un disco que no se podía hacer.

J: mira, fue mucho peor porque no teníamos plan. Después de entrar yo en el grupo y grabar ‘Grandes Felinos’ y pensar «igual grabamos un disco», pero no tenemos cómo. Cuentas con una editorial, ya tenemos cómo. No teníamos dónde hacerlo, le preguntamos a varios productores y todos nos dijeron que no. Santos y Fluren fueron los cuartos o quintos y nos dijeron que sí porque gustaron los temas y pusieron dinero, nosotros también de nuestro bolsillo y nos quedamos a cero. Ya tenemos el disco, pero no hay conciertos… Así ha sido todo.

D: de hecho no nos quedamos a cero, nos quedamos a menos pasta. Jimmy tuvo un gesto muy generoso y es que a partir de un marrón que tuvimos donde nos tangaron pasta, estábamos en negativos y le teníamos que pagar el EP porque lo hicimos con él. Bueno pues Jimmy dijo que se esperaba hasta que pudiésemos hacer lo siguiente y hemos tardado un año y pico en poder devolvérselo todo, hasta entonces ha sido como un señor.

J: teníamos el disco, pero no con quien sacarlo. ¿Vamos a esperar? Vamos a currárnoslo nosotros. Nos conseguimos una gira promocional en Fnac. Estaba siendo un año despropósito, todo el rato.  Nadie quería el disco. Tampoco había siguiente paso, sí un camino, pero dábamos un paso y al siguiente caíamos.

D: teníamos un plan de lo que queríamos hacer, pero era absurdo. O sea, si nos dicen hace dos años que íbamos a conseguir hacer hack trip, nos reímos. Es que hasta dos semanas antes de sacar el disco no sabíamos lo que íbamos a hacer. Y esa misma semana nos ofrecieron una oferta con la que sabemos que el disco va a funcionar. 

Y: y aun así lo hemos sacado. Posiblemente otros artistas en nuestra situación se hubiesen esperado, pero hemos visto que algunos se han cansado de esperar y nunca han sacado el disco. Así que tírate a la piscina y ya vamos viendo.

J: no teníamos más cojones. Llevábamos nueve meses con el disco en la mano. No podíamos esperar más.

D: aguantando hasta que alguien nos dijera que creía lo suficiente en nosotros. Y no era la primera oferta que teníamos, pero sí fue la primera que entró y dijo «tengo un plan y creo en esto».

Y: ha sido un poco amor y hambre. Porque además nos invitaron a comer.

 

18. Quiero pensar que vais a girar lo que merecéis, que se van a apoyar mucho más los grupos emergentes y os vais a hacer el huevo que la música también necesita daros. También imagino que seguir tocando en algunos de los festivales principales de nuestro país es uno de vuestros objetivos, pero ¿sala o festival?

D: sala. El festival como escaparate, porque la gente va a los festivales por muchos motivos, pero a la sala va a verte a ti.

P: festival para tocar en salas.

J: en las salas la gente está súper cerca, en los festivales muy muy muy lejos.

D: pero son necesarios los festivales y ojalá vayamos a muchísimos porque es donde te van a ver más.

 

19. ¿Consideráis que en los festivales actuales se valora la música? O por el contrario se están convirtiendo en macrofiestas…

D: pero siempre ha sido así. Es una cosa generacional decir inconscientemente y muy a menudo que las cosas que vemos hoy no existían antes, y no es verdad. En el 69 la peña iba a los festivales a ponerse hasta el culo de ácido y a follar, no les importaba nada lo que estaba pasando en el escenario y a lo mejor tenías a Hendrix a las diez de la mañana tocando.

P: hace siete años los festivales eran como ahora.

D: la historia es circular. Y lo que creemos que es nuevo es realmente viejo, y lo que creemos que hemos inventando nosotros incluso, no es así. Como nuestros padres no hablan de ello, lo olvidamos, pero los años 80 eran mucho peores que los años de ahora. Era más o menos la misma historia, pero de otra manera.

Y: es que entonces estaríamos buscando ir a una convención y no a un festival. Estaríamos alabando a una persona que coge los horarios y va a todos los conciertos, eso es imposible, se te solapan.

D: aun te encuentras grandes tesoros en los festivales, eh. Acuérdate del Arenal de 2017, estuvimos contigo viendo a Sidecars a las seis de la tarde. La peña estaba loca con ellos. Y no es un grupo a priori festivalero, pero incluso la gente de veinte años estaba ahí. Ver cómo Valdehita tocando un Hammond precioso y decir «joder, qué guapo que la gente esté conectando con esto».

 

20. ¿Va a explotar la burbuja festivalera?

Todos: ya lo ha hecho.

Y: aparecen nuevos festivales, sí, pero muchos otros tantos desaparecen.

D: pocos llegan a una tercera o cuarta edición.

 

21. ¿A qué festival iríais pagando como público?

Y: al Optimus. O al NOS. Cuando fuimos a tocar a allí moló un montón. Y mira lo que hablábamos antes, la gente tenía una actitud fiestera, pero también iba a todo, tenían muchísimo respeto. Mucha diferencia en este sentido con el Mad Cool, por ejemplo.

D: también es verdad que hay que dejar crecer a festivales como Mad Cool, pero es que el NOS encontrabas hasta un escenario de fados. El caso es que a mí me apasiona el Estaciones Sonoras, son un pueblo que hace el festival en un instituto, que está toda la comarca y te tratan increíble, vayas como artista, público o productor.

 

22. Dentro de algunos festivales ya se puede observar quizás una apertura de géneros musicales diferentes. Por ejemplo ver a Lori Meyers, Bad Bunny o Rozalén en el mismo cartel. Sin embargo, todos sabemos que el concepto de festival es mayoritariamente visionado como un evento indie, aunque como género no exista tal y como se piensa. Con esto quiero llegar al tema de las etiquetas. 

Los medios de comunicación, o las propias personas consumidoras de música, tienen la necesidad de clasificar a las bandas o artistas. ¿Creéis que es necesario etiquetar?

D: para instagram las etiquetas sí son necesarias. En un mundo en el que hay que vender nuestra movida y que nos la compren, también.

Y: incluso para saber lo que vale nuestro disco, también.

P: ¿tú vendrías a ver a un grupo que no sabes lo que hacen?

D: alguien te va a catalogar siempre. Sabes que la mayor parte del público no va a a los conciertos sin conocer y nosotros vivimos de que se aglutine una cantidad de público, tanto de melómanos increíbles como de gente que viene cuando ya le han vendido la movida.

 

23. Puedo llegar a estar de acuerdo con ello, pero pienso que las etiquetas desvalorizan el concepto de arte.

P: una cosa es que desvaloricen y otra cosa es que no sean necesarias. Por ejemplo, si metemos todo en el pop, nos lo acabaríamos cargando.

D: tú lo has dicho antes, el indie no existe, es un movimiento social. Pero la gente necesita saber de qué va eso para comprarlo o no.

J: como concepto underground, nosotros somos los más indies.

Y: me río yo de los premios independientes de la música.

 

24. Teniendo en cuenta esto, ¿en qué etiqueta os meteríais?

Y: pop.

D: a mí el pop negro me flipa. Nos lo puso Alain Queipo, de Notodo, como riéndose porque es un cabrón (risa general), pero nos flipó. Es un chiste, pero tiene que ver con la realidad. Es un muy buen chiste.

Y: además el pop siempre ha sido mestizo, que si pop-rock, que si pop con tal…

D: es una etiqueta que a la gente le da miedo utilizar. Decir que es pop, ya ves tú. El pop tiene a Radio Futura, ha dado a Mecano, a Hombres G

J: a Police, a los Beatles…

D: The Pets Mode era una banda de pop inmensa.

Y: ¿y el rey del pop qué?

D: Prince hacía pop.

 

25. ¿Os venderíais?

D: depende de a quien le preguntes, ya nos hemos vendido.

Y: para vender más, sí.

P: pero si alguien nos lo impone no.

D: si nos sale un día una tema con raíz dancehall y tiene sentido, nos gusta, por supuesto.

J: es que es muy sencillo. Diego nos trae un tema con una base de reggaeton y en el local nos pone cachondos, la gozamos, pues lo vamos a publicar.

D: otra cosa es que ahora mismo creemos que no hace falta otro artista de reggaeton, pero a veces nosotros escuchamos algunos temas de este género y nos molan, tío. Por ejemplo, el tema de La Mala Rodríguez con un beat africanoide y que mola un montón, ha recibido numerosas hostias. Algo diferente es que de pronto hay gente que se sube al carro porque está de moda y vende. Y hay bandas indies que están haciéndolo porque quieren que su música se baile en Ocho y Medio y se van a comer los mocos porque se nota cuando alguien fuerza la maquinaria.

P: si a nosotros ahora mismo nos hubiesen dicho «tenéis que cambiar esto para poder publicarlo» hubiésemos dicho que no. «Tenéis que sonar más a Supersubmarina», bueno oye, para esto ya está Supersubmarina, ¿sabes?

D: lo dañino es el efecto clon. Aunque te digo que el mercado no quiere copias, solo quiere marcar el sendero. A veces es el público quien tiene la culpa. Hay grupos totalmente diferentes que pueden cooperar juntos en un mismo festival y eso es lo que hay que conseguir. 

 

26. A partir de este justo momento, ¿qué proyectos de futuro tenemos?

D: este disco es el proyecto.

J: hacer de DJ es algo que me llama mucho la atención.

Y: sí tío, pero eso significa llevar más cacharros…

J: no nos gustan las cosas fáciles ni sencillas.

 

27. Este disco ha sido toda una aventura, queda claro. No obstante, contadme vuestra experiencia más FESTICIDA.

P: irte de Valencia el día de la firma a las diez de la noche, cuatro en un coche y trabajar mañana en Madrid.

J: llegar a Barcelona a las dos de la madrugada, terminar de grabar un par de temas a las ocho de la tarde y volverte otra vez a Madrid.

D: ser súper fan de Ryan Adams, ir a darle un abrazo y que el tipo me ignore, teniendo nuestros camerinos uno enfrente del otro. Es lo más jodido que me ha pasado en la vida.

 

VEINTUNO - DESTACADA

 

De izquierda a derecha: Pepe, Yago, Diego y Jimmy.

Lo decía al principio y concluyo con ello: ejemplo de superación y lucha.

Larga vida, chicos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *