Los héroes del sábado conquistan Barcelona – Crónica de La M.O.D.A.

En una noche excepcionalmente fría en la ciudad condal, La Maravillosa Orquesta del Alcohol llegaba a la sala Apolo para hacer entrar en calor a todos sus seguidores y nuevos afiliados. La cola daba la vuelta a la manzana una hora antes de la apertura de puertas y la gente impacentaba ya por ver a los burgaleses.

Charlamos con La M.O.D.A. ¡No te pierdas la entrevista!

Festicidas-La-MODA-BCN-1

El público barcelonés vivió una noche mágica y llena de intensidad

Gira de presentación de ‘Salvavida’ de las balas perdidas, el último álbum de la banda. Nubes negras abría una noche en la que intercalaron los grandes éxitos que les han hecho lo que son hoy y los temas más recientes. Mil demoniosy La inmensidad le siguieron para dar paso a su presentación. Humildes como siempre, dieron la bienvenida a todos sus seguidores y a quienes acudían a descubrirles por primera vez.

 

Adán Ruiz, exmiembro del grupo que se llevó una gran ovación del público barcelonés.

 

Canción a canción nos hicieron olvidar los pocos grados que hacía en el exterior. Cantaron Una canción para no decir te quiero y tras un gentil merci siguieron con Amoxicilina pasaron a hacer un repaso de sus anteriores trabajos con Suelo gris, Disolutos, Amanecederos para volver antes de más agradecimientos a Los locos son ellos.

Llegado uno de los momentos álgidos del concierto tras haber sonado Flores del mal, Vasos vacíos, Océano, Los hijos de Johnny Cash o Los lobos entre otras, decidieron hacer un homenaje a Adán Ruiz, exmiembro del grupo que se llevó una gran ovación del público barcelonés.

 

Campo amarillo inundó una enmudecida sala Apolo, poniendo la carne de gallina de todos los espectadores.

 

Sonó entonces La vieja banda y Hay un fuego para dar paso a lo más especial del recital. Se quedó David (voz principal y guitarra) solo en el escenario y pidió silencio en la sala. Campo amarillo inundó una enmudecida sala Apolo, poniendo la carne de gallina de todos los espectadores. Tras esto Volvieron a sonar las voces de la gente y se retiraron.

Festicidas-La-MODA-BCN-11

David Ruiz frente al público

Tras el bis y una noche mágica, la gente abandonó el lugar con una sonrisa de oreja a oreja y una estupefacción inédita ante el increíble concierto que acabábamos de presenciar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *