La dulzura personificada – Crónica de Jacobo Serra en Valencia

No conocía a Jacobo Serra hasta que me ofrecieron la oportunidad de entrevistarle. Bendito momento aquel en el que además quise aceptar. Me lo describieron tan bien que no me pude resistir. Aquella mañana aprendí, me divertí y me empapé de su arte más allá de las canciones.

Tras descubrirle de esta manera, no podía faltar a su cita musical en mi ciudad, Valencia, el pasado 25 de noviembre en la mítica Wah-Wah. Con una compañía inmejorable, nos adentramos en la que ha sido nuestra segunda casa para disfrutar de una revelación. Ya, ya, revelación como tal no es porque lleva pisando escenarios desde 2012, pero considero que con su nueva etapa cantando únicamente en español empieza una nueva era musical.

Aunque con más de media hora de retraso, Jacobo Serra acompañado de Gonzalo Maestro a la percusión y coros, asaltó la sala para presentar el nuevo trabajo del artista, Fuego Artificial, entremezclados con hits de Dont’ Give Up. Un concierto mágico y dulce.

Sin duda, me quedo con la fidelidad que ambos guardaron a los nuevos temas a nivel musical. En el último disco se puede entrever una variedad instrumental a lo largo de los 10 temas que lo componen. Bien, en directo demostraron que no son necesarios arreglos musicales para proseguir con la sencillez y la esencia de las canciones. Destaco, sobre todo, la voz limpia, embaucadora y sensual que se gasta Jacobo en directo. De las más bonitas que he podido disfrutar hasta la fecha.

 

Jacabo Serra y Gonzalo Maestro

 

“La brecha”, “El activista”, “Deshielo”, “Vacaciones en el mar” fueron las canciones clave para marcar la nueva influencia de Jacobo Serra en su carrera. Más alejado del pop inglés de su época en Londres y más cercano al indie-pop español actual. El miedo de que la producción de Juanma Latorre de Vetusta Morla le acercara a su estilo se desbocó en el momento que pude comprobar que Fuego Artificial y Jacobo tienen estilo muy propio.

Interactuó con el público, contó anécdotas, demostró su amor hacia la ciudad e incluso cambió frases de algunas canciones adaptándolas al valenciano, lo que hizo del encuentro una noche familiar y acogedora.

Si tenéis oportunidad de verle, bien en sala o festival, no la desperdiciéis. Me reitero en su revelación del año.

Gracias por la noche, queridos.

 

 

 

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *